Fitness

6 consejos y estrategias para llevar la vida fitness que deseas

Llevar una vida fitness no es tan sencillo como puede parecer, requiere de disciplina, esfuerzo y paciencia. Solemos desanimarnos al no ver resultados rápidamente, pero nos arrepentimos, volvemos a intentar y caemos en el mismo ciclo ¿Cómo romperlo? Estableciendo planes y estrategias para mantener un ritmo de vida saludable.

Para mantener una vida fitness necesitas una alimentación saludable. Puedes acudir con un nutricionista o comenzar a llevar las comidas de manera equilibrada. No le temas a los alimentos con hidratos de carbono, es necesario que incorpores suficientes alimentos de este tipo, como el pan, la pasta, el arroz, las papas y demás, porque aproximadamente el 60% de las calorías provienen de ahí.

Además, debes consumir frutas y verduras, incorporándolas por lo menos 5 veces al día. Ingiriendo raciones de alimentos adecuadas, ni muy poca ni demasiada. Coma moderadamente, sin saltarse comidas.

Aléjate de Whatsapp y de la televisión. El momento de comer es sagrado, por lo que debes sentarte y estar rodeado de las personas que amas, ya que de esta forma te relajarás. Lo importante es tomarse su tiempo y disfrutar el momento.

¿En qué consiste realmente? ¿Cómo se logra? Tu entrenador te dirá que necesitas, pero lo primordial es tener un óptimo consumo de proteínas y un entrenamiento de pesas de dos o cuatro veces por semana. El descanso es primordial, porque los tejidos crecen fuera del gimnasio cuando le das tiempo al cuerpo de relajarse y recuperarse.

Si bien es cierto que es un tema en debate, los suplementos ayudan a la construcción del músculo y a mantenerlo. La creatinina es la más usada y es una sustancia química que funciona como una fuente de energía del cuerpo y refuerza el rendimiento deportivo. Pero, debes centrarte primero en tu alimentación.

Necesitas aumentar la capacidad aeróbica y hacer un esfuerzo de resistencia total. Debes desgastar por completo tu cuerpo y agotar tus músculos, sin miedo.

Necesitas tener paciencia, comprender que tu cuerpo y músculos deben adaptarse a la nueva rutina. Si tienes un entrenamiento muy fuerte corres riesgo de lesionarte antes de comenzar a ver resultados. Debes tomarlo con calma.

Todos los especialistas en el tema coinciden en la importancia del descanso, porque el cuerpo necesita de un tiempo prudente de recuperación después del esfuerzo. Además, se deben recargar los depósitos de glucógeno presentes en el trabajo de musculación. Tomarse unos segundos también es importante porque previene la sobrecarga, el agotamiento y las lesiones.

Por lo general, necesitas entre 48 y 72 horas de descanso para tener nuevamente los músculos en su estado óptimo.

¡No te desanimes y comienza a comprender lo que sucede en tu cuerpo cuando entrenas!

Ana Patricia Luzardo

Mis articulos

Follow Me: