Noticias del mundo

Un perro guía ciego recupera la vista gracias a una magnífica operación

Alan quedó ciego a los 22 años por una retinitis pigmentosa. Recurrió a su confiable perro lazarillo, Oliver, pero quedó ciego a los ocho años ¿Qué cuando el lazarillo que comenzaba a mostrar dificultades para hallar direcciones y chocar contra obstáculos? Alan lo llevó al veterinario, quien diagnosticó la horrible verdad: Oliver tenía desprendimiento de retina.

Lejos de deshacerse del perro, Alan trató de buscarle ayuda a Oliver. Acudió a la clínica Veterinary Vision en Londres y el doctor Chris Dixon y su equipo de investigadores decidieron intervenir a Oliver. La cirugía no era fácil. Se trataba de una reinserción de retiniana, lo que consiste en volverla a poner en su lugar. Es un proceso complicado en perros, que solo 16 veterinarios en el mundo realizan la operación y no en todos los casos funciona.

Con el paso de los años esta técnica se perfecciona, según el Doctor Nixon, quien explicaba en una entrevista a la revista Animal’s Health: "Hay una técnica particular que se pensaba que no era posible aplicar en perros, llamada intercambio fluido de aire. Los libros de texto aseguran que los anteriores intentos no habían sido exitosos, pero Gary (parte de su equipo) y yo hemos trabajado duramente en la manera de hacerlo posible y así mejorar este tipo de cirugías".

La cirugía permitió a Alan seguir teniendo a su compañero. No es el único lazarillo que tiene, pero conserva una conexión especial con el can. "Oliver me ha estado guiando por las calles de Atherton, dirigiéndome entre farolas, personas y coches. Con él parezco a veces una bailarina de ballet, pero dejando las bromas aparte, lo cierto es que puedo confiar plenamente en él". Dice el dueño en sus redes sociales.

Los perros lazarillos se convirtieron en los mejores aliados de las personas con discapacidad visual. Se les adiestra para tener la capacidad de guiarlos. No todas las razas tienen las características necesarias para llevarlos. Entre las más destacadas están:

Labrador Retriever: porque tiene gran capacidad de sociabilidad y adaptación al medio. Suele ser apacible.

Golden Retriever: Tiene gran inteligencia e iniciativa

Pastor Alemán: Posee gran inteligencia y dinamismo. También alta capacidad de decisión y solución de conflictos.

Los lazarillos deben ser capaces de reconocer los riesgos y conflictos que padecerá su dueño si va en una dirección errada. Debe ser dócil, para que sea de fácil adiestramiento y poseer un pelaje suave y reconocible al tacto.

Deben poseer capacidad de llevar arneses y de desobedecer. Un lazarillo necesita desobedecer de vez en cuando a su dueño, para salvarle la vida y la suya. Recordemos que los arneses de perros lazarillos son especiales. Tienen dos partes el cuerpo, la parte que rodea el pecho del animal, y el asa que es el metal por donde se agarra al perro. Los perros lazarillos o guías se colocan en la parte izquierda y se adapta el asa para que la persona vaya detrás del animal, para que pueda existir un tiempo de reacción en el que probablemente, el perro resuelva conflictos.

¡Son seres realmente fascinantes! ¿No les parece?

Ana Patricia Luzardo

Mis articulos

Follow Me: