Salud

Estudio reveló que tener un mal jefe es peor que fumar de forma pasiva

¿Crees que tu jefe te está enfermando? Pues, déjanos decirte que puede que estés en lo cierto. Un estudio reveló que trabajar para un mal jefe puede enfermar a los empleados. Lo peor del caso es que, es incluso más dañino que el tabaquismo pasivo.

Para el 75% de los estadounidenses, los jefes son una causa importante de estrés en el trabajo. Un artículo de Linkedin publicado por la revista Quartz revela que un mal jefe puede ser tan perjudicial para los empleados como el tabaquismo pasivo. El artículo también dice que cuanto más tiempo permanezca en un trabajo trabajando para alguien que lo estresa, mayor será el daño para su salud física y mental.

Según Quartz, los datos de la Asociación Americana de Psicología muestran que el 75% de los trabajadores estadounidenses creen que sus jefes son una causa importante de estrés en el trabajo. Sin embargo, el 59% de ellos no dejaría el trabajo. Las estadísticas muestran que los empleados se acostumbran a sus trabajos a pesar de que no están contentos. Esto complica aún más su proceso de renuncia, ya que ya no están motivados para buscar un entorno laboral más saludable que pueda mejorar su situación.

Los investigadores de la Escuela de Negocios de Harvard y la Universidad de Stanford en los Estados Unidos recopilaron datos de más de 200 estudios y encontraron que el estrés en el trabajo puede ser tan perjudicial para la salud como la exposición a una cantidad considerable de humo de los cigarrillos de otras personas, como el tabaquismo pasivo. La principal razón de estrés en el trabajo para la mayoría de los empleados es el riesgo de perder sus empleos. Como consecuencia, es probable que estos empleados sean 50% más propensos a los problemas de salud que sus colegas.

Se espera que los empleados en un trabajo exigente entreguen más de lo que pueden dar y esto aumenta sus posibilidades de problemas de salud agudos en un 35%. En algunos casos, los problemas con los jefes son simplemente una cuestión de afinidad. Sin embargo, hay muchos jefes como Miranda Priestly (de "The Devil Wears Prada") en la vida real.

Pero, ¿cómo reconoces si perteneces a la primera categoría o la segunda? Los malos jefes son demasiado agresivos, narcisistas e incluso violentos a veces. A menudo dicen frases como "Siempre lo hemos hecho como", "Puede considerarse afortunado de tener un trabajo" y "Este lugar es un desastre cuando no estoy presente". Dadas las condiciones actuales del mercado, es no es una decisión fácil dejar el trabajo y comenzar de nuevo por completo. Esto pronto se convierte en un hábito y el nivel de motivación se hunde.

1.- Haga una lista de los objetivos del día y elimine los elementos a medida que los complete. Este sentimiento de haber hecho algo puede ayudarte a seguir adelante.

2.- Apague su correo electrónico y teléfono de trabajo durante el fin de semana. Esto puede ayudar a recargar su batería personal por un corto tiempo.

¿Estás de acuerdo con este articulo? ¡Avísanos y transmítelo a todas las personas en tu vida que han sido afectadas por un mal jefe!

Mariflor Rivero

Mis articulos

Follow Me: